Las piernas del Vasco.

Medianera

Medianera

 

El Vasco llego a las tres de la tarde de la obra. Se había pegado un golpe bajando unas bolsas de cemento de la planta alta del dúplex en construcción y el arquitecto lo mandó a su casa a descansar.

La mesa estaba puesta con queso y el mate listo. Agua en el termo y una nota: “Vasco fuí a lo de Marisa, vuelvo después de cenar.”

Tomo mate sin siquiera mirar el queso. Prendió un pucho y dejo que el silencio lo acompañe un buen rato.

Se pegó una ducha de esas que se llevan la mufa. Abrió la heladera y saco una cerveza helada. Manoteo el queso y salió al patio. Se sentó en un cantero, usando un banquito de mesa improvisada.

Vió como el gato del vecino caminaba por la medianera atento a un posible y ya típico piedrazo del Vasco. “Hoy zafas hijo de puta” pensó mientras vio al animal seguir su camino.

Se hizo de noche, muy de noche.

Le dolían las piernas más de lo normal. La escalera de la obra era demasiado para un tipo de su edad. Terminó la birra.

Llegó Claudia sonriendo y se abalanzó  para besarlo.

–Salí que me duele todo… — Dijo el de manera brusca y ordinaria.

–Sos un guarango y un forro.

–Si no te gusta tomatelas…

La noche siguió silenciosa. El dio vueltas en la cama toda la noche. Ella no durmió.

El desayuno fue de tostadas, mate y sexo.

 

El cordón.

Cordón

Cordón

El Vasco salió del baño y la vio a la colorada preparando la mesa. Se acomodó el toallón a la cintura y fue derecho a la cocina.

–¿Que hay para cenar?

Claudia le agarro la pija y le saco la toalla.

Quince minutos después picaban queso, cerveza y maní.

El Vasco estaba en silencio mientras ella canturriaba un tema del Negro Rada que sonaba de fondo.

Se levanto, se cambio y salió a la calle sin pegar un portazo. No le hacia falta sobreactuar su humor.

Camino varias cuadras entre pucho y pucho. Se sentó en el cordón de una esquina. Vio pasar una cartonera de no mas de 15 años carrito por delante, shorcito por detrás. Le miro el culo. Vio como le gritaban los muchachos del camión de la basura. Se rió.

Pensó que los cordones de las veredas tienen solo una finalidad: Sentarte a reír o llorar.

Dos cigarrillos y más de 45 cuadras para volver a casa. La cara de culo de Claudia. La mesa enquilombada. El toallón tirado. Los mismos putos recuerdos de todas las noches.

Se durmió como un perro viejo. Pensando que no estaba vencido. Solo dormía para poder morder otra vez al día siguiente.

Bestiario.

Un domingo.

Barrio

El Vasco apago el despertador de un manotazo ( le recordaba la chicharra de la cárcel). Sin mirar agarro los puchos de arriba de la mesita de luz y mientras prendía el primero salto de la cama.
La pava abollada sobre la hornalla y otro pucho a la espera del mate.
Los domingos eran siempre así, solitarios, simples, sin nada que esperar. Cada tanto un recuerdo de Marisa, de sus pastas y la sonrisa de Mauro que ya empezaba a desfigurársele en los recuerdos. Eso lo enojaba, el olvido de la imagen exacta de la cara de su hijo…
A las 11hs sonó el timbre. Abrió la puerta sin preguntar. No había nadie. “Pendejos de mierda” dijo bien fuerte para que lo escuchen por si estaban cerca.
Almorzó la pizza que había sobrado de la noche anterior. La cerveza helada, la modorra, la siesta que venia con sombras…
Lo despertó la cumbia a todo volumen. “Estos negros de mierda que no paran” pensó y se puso las zapatillas. Salió sin atarse los cordones.
Golpeo la puerta del vecino. Salió un morocho grandote, sonriendo.
_Che pelotudo por que no bajas la música o te bajo los dientes…
_Jaja
Antes que el Vasco pudiera reaccionar el morocho le pego una piña en la trompa, lo agarro del brazo y lo revoleo al medio de la calle.
_Viejo pelotudo acá no te hagas el poronga por que cobras otra vez…
EL vasco se levanto, vio como una vecina lo espiaba por la ventana y se dijo para si “no siempre se puede pegar primero”.
Mientras caminaba hacia su casa recordó la sonrisa exacta de Mauro, la sonrisa el día que le trajo un camión con acoplado que le había comprado en Once.
Se tiro en la cama y se durmió un rato mas.
Bestiario.